Terapia Ocupacional

Terapia Ocupacional

¿Qué es la Terapia Ocupacional?

“La ocupación para el ser humano es vital y está directamente relacionada con la salud”

La Terapia Ocupacional (T.O.) es, “el conjunto de técnicas, métodos y actuaciones que, a través de actividades aplicadas con fines terapéuticos, previene y mantiene la salud, favorece la restauración de la función, suple los déficit invalidantes y valora los supuestos comportamentales y su significación profunda para conseguir la mayor independencia y reinserción posible del individuo en todos sus aspectos: laboral, mental, físico y social”.(OMS)

El objetivo de la Terapia Ocupacional es conseguir la máxima autonomía e independencia de las personas con limitaciones físicas, cognitivas y/o conductuales.

El ser humano es un ser ocupacional. La ocupación resulta vital y ésta está directamente relacionada con la salud, entendiendo ésta, no como ausencia de enfermedad, sino como una sensación de bienestar y plenitud a nivel físico, psicológico y también social. Es muy importante que la persona participe activamente y se incluya plenamente en la sociedad.

La Terapia Ocupacional para el tratamiento de niños y adolescentes

La llamada Terapia Ocupacional Pediátrica, es una de las estrategias de 

tratamiento indicada en:

-Niños con problemas en el desarrollo psicomotor, es decir: motricidad gruesa (correr, saltar, jugar) o fina (escribir, colorear, recortar);

-Niños hiperactivos, con dificultades de aprendizaje o atencionales, conductas oposicionistas-desafiantes, desorganización conductual, niños que no pueden llevar adelante las actividades diarias esperables para su edad, etc.

-Niños con Dislexia, Disgrafía, Dispraxia, Dificultades del procesamiento sensorial. Dificultades del procesamiento visual

Beneficios de la Terapia Ocupacional en niños y adolescentes

Las actividades implementadas en el proceso de una Terapia Ocupacional favorecen el desarrollo de habilidades sensomotoras (pintura y desarrollo sensorial), sociales y de interacción, de autocuidado, control de esfínteres, tiempo libre y relación con su entorno.

Permiten que el niño adquiera estrategias para favorecer el desempeño en el colegio, a la hora de jugar, su autocuidado e interacción y comunicación con los demás.

  • Mejoramiento de la capacidad para concentrarse y terminar actividades
  • Aumento de la independencia y la autoestima
  • Mayor entendimiento entre familias y maestros en cuanto a lo que un niño debería lograr 

 

INTEGRACIÓN SENSORIAL 

Según Jean Ayres la Integración Sensorial es un proceso neurológico que integra y organiza todas las sensaciones que experimentamos del propio cuerpo y del exterior (gusto, vista, oído, tacto, olfato, movimiento, gravedad y posición en el espacio). Esto se relaciona con la capacidad del ser humano para llevar a cabo acciones motoras de manera eficaz en diferentes entornos. El buen funcionamiento de nuestro cerebro, al procesar esta gran cantidad de información, nos permite producir continuamente respuestas adaptadas a nuestro entorno y a las cosas que en él tienen lugar, lo que constituye la base del aprendizaje académico y del comportamiento social. Las disfunciones de la integración sensorial pueden tener origen genético y ambiental.

La terapia se basa en la integración de los sistemas sensoriales a partir de la organzación de la información sensorial, que les permita a los sujetos reconocer y responder adecuadamente a los distintos estímulos internos y externos. Cuantas más experiencias sensoriales de calidad tienen los sujetos más aprenden de estas y mejor se relaciona con su cuerpo y su entorno; cuantas experiencias negativas, más dificultades para interrelacionarse con estos. Los sujetos que pueden identificar sus necesidades sensoriales y adecuar sus actividades a estas necesidades, son más capaces de desarrollar habilidades, vincuarse con el entorno, reducir el estrés, para una mejor calidad de vida. (Disciplinas: Psicología - Terapia Ocupacional)

To Top ↑